jueves, 3 de julio de 2008

PASEAR MADRID: COMENDADORAS DE SANTIAGO

ISABEL PIQUERAS

La crisis del s.XVII afecta también a las órdenes militares. La importancia de la de Santiago hace que el Consejo de Órdenes sugiera a Felipe IV la fundación en estos terrenos de un convento. A la muerte del rey, su segunda mujer y madre de Carlos II, Mariana de Austria,otorga los bienes necesarios para su construcción.

Los hermanos Manuel y José del Olmo llevarán a cabo esta obra entre 1767-1779. José del Olmo era Maestro Mayor de palacio y había realizado ya varios encargos importantes. A él debemos la reconstrucción de la iglesia. Mientras que en el nuevo convento intervino Sabatini, reformando los viejos caserones alrededor de la iglesia. En el exterior se perciben las influencias de la arquitectura religiosa madrileña (pórtico de tres arcos), de la iglesia Gesu de Roma (alerones, esculturas arriba y no en el pórtico) y de la arquitectura civil.

La planta es una de las más novedosas del s.XVII madrileño: cruz griega con cuatro brazos iguales de forma absidal. El espacio centralizado se cubre con una gran cúpula sobre pechinas que proporciona gran luminosidad (gracias a los 8 ventanales de su tambor y a las 8 aberturas de su linterna). Está dotada de una ordenada decoración en yeso, que no se confunde con el muro: pilastras cajeadas de capiteles corintios, pechinas con hojarascas enmarcando los motivos de la orden, modillones, línea de cornisa que recorre horizontalmente el templo con las banderas de las batallas desplegadas, anillo de la cupula, rico repertorio de flores, hojas y fruta que se despliega a lo largo de la media naranja y linterna.

Hay pocas capillas, situadas a ambos lados del ingreso: Crucificado y Dolorosa, Cristo atado a la columna (todas del s.XVIII). En el crucero hay un Santiago peregrino de rara iconografía (Manuel Virués, 1800). El altar mayor se sitúa lateralmente, con el gran lienzo de “Santiago Matamoros” de Lucas Jordán (1695)

La sacristía de Moradillo es posterior (1745-48). La construyó Francisco Moradillo antes de pasar a dirigir las obras de las Salesas Reales. Aquí se preparaban los caballeros para el complejo ceremonial de la orden de Santiago antes de pasar a la iglesia. La base es un cuadrado terminado en dos ábsides y los muros están organizados por arcos de medio punto. Aquí el Barroco se depura, se tiende al clasicismo.


SANTA MARÍA LA REAL DE MONTSERRAT

A los monjes benedictinos castellanos, expulsados de Montserrat tras el levantamiento catalán contra Felipe IV, se les proporcionaron terrenos en la calle San Bernardo. En 1668, el arquitecto de palacio, Sebastián Herrera Barnuevo, realizó un proyecto que quedó inacabado: fachada y esbozo de la nave central y capillas laterales. De 1716 a 1740 Pedro de Ribera interviene en las obras dándoles el estilo que le caracteriza.

Al exterior contrasta el ritmo clásico de Barnuevo (tres grandes cuerpos sólidos con entrecuerpos estrechos y la influencia de la iglesia Gesu ) y la torre con capiteles de formas bulbosas de Ribera , cuya base queda unida a la fachada por un alerón, además de las molduras de puertas y ventanas.

La nave central se articula en poderosa pilastras de capitel compuesto, arcos de medio punto y majestuosos balcones tribuna cerrados por rejas. Ribera abrió las capillas laterales transformándolas en naves a las que cubrió con bóvedas. También diseñó la preciosa tribuna a los piés o cantoría para niños.

Esta iglesia sufrió muchas vicisitudes, como que la desamortización de Mendizabal de 1836 suprimiera este convento y lo convirtiera en cárcel de mujeres. Durante el s. XIX fué conocida con el apelativo de la “Galera”. Nunca pudo ser concluída, quedando como ruinas los cuatro machones del crucero y el nacimiento de los pilares del presbiterio y sus capillas laterales. El interior denota modernidad:
§ Nartex sotacoro amplio
§ San José con el Niño
§ San Antonio de Padua
§ Capilla de santa Teresa de Jesús
§ Capilla del Santísimo Sacramento (Sagrario de plata inspirado en la torre de Ribera)
§ Altar Mayor, con la talla de Nuestra Señora de Montserrat (de Pereira) y esculturas del sXVIII de los fundadores de la orden benedictina.
§ Capilla de Santo Domingo de Silos
§ Santo Cristo de Burgos