domingo, 27 de julio de 2008

EL PODER EDUCATIVO DE LOS LIBROS

"Señor, que lea", no es exactamente lo que pidió Bartimeo a Jesús pero está en la misma línea. En su grito - ¡Señor, que vea! - aquel ciego de nacimiento no pedía simplemente la visión física, iba mucho más allá, él quería comprender, distinguir verdaderamente para ser libre.



LA RED Y EL HÁBITO DEL BUEN LEER
http://bibliotecadefamilia.blogspot.com/2008/07/la-red-y-el-hbito-del-buen-leer.html

EL PODER DEL LENGUAJE
http://bibliotecadefamilia.blogspot.com/2008/06/el-poder-del-lenguaje.html

BIBLIOTECA DE FAMILIA
http://bibliotecadefamilia.blogspot.com/2008/03/biblioteca-bsica-familiar-la-lectura.html

DONDE ESTÁ LA LIBERTAD ALLÍ ESTÁN LOS LIBROS
http://bibliotecadefamilia.blogspot.com/2008/03/donde-est-la-libertad-all-estn-los.html

LEER PARA PENSAR
http://bibliotecadefamilia.blogspot.com/2008/07/leer-para-pensar.html